Células T gamma delta (γδ)

Células T gamma delta (γδ) | Matthias Eberl, Universidad de Cardiff, Reino Unido

Adrian Hayday, King’s College London, Reino Unido
Traducción: Jesús Gil, Würzburg, DE (SEI)

Las células T gamma delta (γδ) son el prototipo de células T “no convencionales” y representan una pequeña población de células T. Se caracterizan por la expresión del receptor de célula T (TCR) heterodimérico compuesto por las cadenas g y d. Esto produjo que quedaran relegadas a un segundo plano en comparación con las celulas T helper CD4+ y los linfocitos T citotóxicos CD8+, que expresan las cadenas α y ß en sus TCRs. Al igual que estas últimas, las células T γδ son principalmente timo-dependientes.

Poblaciones de células T gd asociadas a tejido

Las subpoblaciones oligoclonales de células T γδ, que comparten el mismo TCR, a menudo se localizan en los mismos tejidos. Por ejemplo, las células T γδ de la sangre son mayoritariamente Vg9/Vd2+, mientras que en el caso de ratones, las llamadas células T epidermales dendríticas (CTED), presentes en la piel, son Vg5/Vd1+. Es importante destacar que estas células son muy abundantes en rumiantes y aparecen con frecuencia en el epitelio.

Reconocimiento de las células diana por las células T gd

La mayoría de células T γδ se activan a través de procesos independientes al complejo principal de histocompatibilidad (MHC, por sus siglas en inglés), algo completamente diferente a las células T αß. Los antígenos reconocidos por estas células T son todavía desconocidos. Una pequeña proporción en ratones (<1%), reconocen a las proteínas T10 y T22 (relacionadas con el MHC-I), altamente expresadas en células activadas. Las células T Vg9/Vd2+ humanas se activan a través de procesos dependientes al TCR por ciertas moléculas de bajo peso molecular fosforiladas, como el metabolito microbiano HMB-PP, producido por la mayoría de bacterias y algunos protozoos patógenos, y el precursor celular isoprenoide IPP. Muchas células T γδ también reconocen marcadores de superficie asociados a estrés en células infectadas y tumores gracias a receptores de NKs como NKG2D. Algunos estudios sugieren que también podrían ser capaces de reconocer proteínas víricas.

9. Gamma delta (gd) T cells_Figure 1
Respuestas inmunitarias mediadas por células T γδ

Debido al rápido reconocimiento de células infectadas y estresadas, las células T γδ muestran una amplia plasticidad funcional. Por ejemplo, produciendo citocinas (IFN-γ, TNF-α, IL-17) y quimiocinas (RANTES, IP-10, linfotactina), lisando las células infectadas o transformadas (perforinas, granzimas, TRAIL) o interaccionando con otras células incluyendo células epiteliales, monocitos, células dendríticas, neutrófilos y células B. Especialmente, las células T Vg9/Vd2+ humanas son capaces de presentar antígenos exógenos en las moléculas de MHC-II a las células T helper o cross-presentación en moléculas de MHC-I a células T citotóxicas. Este potencial les permite llevar a cabo respuestas inmunitarias en el contexto de inflamación, vigilancia tumoral, enfermedades infecciones y autoinmunidad.

Células T γδ para inmunoterapia

Debido a su capacidad citotóxica no dependiente de MHC frente a un amplio rango de células dianas, las células T γδ se han propuesto como una herramienta prometedora en el campo de la inmunoterapia frente a una variedad de cánceres sólidos y de la sangre. Esto se puede conseguir mediante activación sistémica a través de inyecciones intravenosas de aminobifosfonatos (ej. ácido zoledrónico), o análogos sintéticos de HMB-PP (ej. Fosfotimol). También pueden extraerse de la sangre, expandirse ex vivo y volver a ser introducidas de nuevo en el paciente más tarde. Su potencial inmunoterapeútico está siendo probado en numerosos ensayos clínicos.

Revisión: Javier Rodríguez-Carrio, Oviedo, ES (SEI)

© Los derechos de este documento corresponden a su autor.