Producción de tetrámeros de MHC-I

Producción de tetrámeros de MHC-I | Claire Horlock, Imperial College London, Reino Unido
Traducción: Jesús Gil, Würzburg, DE (SEI)

Los tetrámeros de MHC fueron descritos por primera vez a mediados de 1990 y ,desde entonces, han desempeñado un papel fundamental para los inmunólogos especializados en células T. La identificación de células T específicas de antígeno es realmente complicada debido a la baja avidez de la interacción entre el receptor del linfocito T (TCR) y el complejo péptido:MHC. La interacción tiene una vida media de tan solo 10 segundos.

La producción de los tetrámeros se muestra en la Figura 1. Primero se sintetizan las cadenas pesadas del MHC que expresan un dominio de reconocimiento para BirA (origen bacteriano). Posteriormente se les une β2-microglobulina (β2M; la cadena ligera del MHC) y un péptido sintético. La enzima BirA se añade posteriormente para biotilinizar el complejo, añadiendo una molécula de biotina a cada monómero de MHC que se forma. En presencia de estreptavidina, que tiene cuatro dominios de unión para biotina, se ensamblan cuatro monómeros de MHC para formar un tetrámero.

Producción de tetrámeros de MHC-I_Figura 1

Mientras que un solo complejo péptido:MHC y TCR se une de manera débil, los tetrámeros pueden unir hasta cuatro TCRs simultáneamente, creando una interacción mucho más fuerte. Los tetrámeros de MHC solo se unen a los TCR específicos (Figura 2), por lo que se pueden generar tetrámeros con una cadena pesada determinada (por ej. HLA-A2, HLA-B7), unidos a cualquier epítopo de elección (ej. viral, bacteriano, tumoral o antígeno autoinmune).

6. Production of MHC Class I tetramers (Producción de tetrámetros de MHC-I)_Figure 2

La molécula de estreptavidina normalmente está unida a un fluorocromo, como la ficoeritrina, lo que permite una tinción directa para citometría de flujo. Un ejemplo de tinción de tetrámetros se muestra en la Figura 3.

En dicha foto las células periféricas mononucleares de la sangre (PBMCs) han sido teñidas con un anticuerpo específico para CD8 y se presentan tetrámeros con moléculas HLA-A2 que contienen un péptido de un citomegalovirus (CMV). Se puede ver que el 1,3% de las células CD8+ son tetrámero positivas. Con esta técnica se pueden medir células T antígeno específicas en un porcentaje tan bajo como 0,05%.

6. Production of MHC Class I tetramers (Producción de tetrámetros de MHC-I)_Figure 3
Revisión: Virginia Mas Bosch, Barcelona, ES (SEI)
© Los derechos de este documento corresponden a su autor.